EL ASALTO A ARISTÓTELES.

El Asalto a Aristóteles:

El aristotelismo había dominado Europa desde el siglo XI a través de comienzos del siglo XV, incluso en las universidades y la Iglesia Católica. Nunca fue bueno. Pero el anticognitivo, fijo, perfeccionado, universo de Aristóteles era perfecto para el sistema de castas de crecimiento cero de Venecia de los siglos medievales. Durante ese período, las ideas de Aristóteles sobre la cosmología, la música, la biología y la economía fueron aceptadas con casi el fervor del fundamentalismo religioso. Después de la revolución en la ciencia realizada por Nicolás de Cusa esto se convirtió en imposible.

Surge la pregunta: “¿Cuál es el problema? Note que Aristóteles y Sarpi tanto basan su ideología en la percepción sensorial. Sí, sí, pero en Sarpi, usted tiene este método in extremis. Es como la diferencia entre un cuerpo-constructor en un gimnasio que dice “sin dolor no hay ganancia” y el Marqués de Sade. El concepto dolor adquiere un significado diferente. Con Sarpi, el razonamiento humano deja de existir.

En 1604, los asociados de Sarpi desataron una guerra pública abierta contra el aristotelismo y el sacerdocio aristotélico en la Universidad de Padua. En ese momento, Padua fue el principal centro de la erudición aristotélica de toda Europa, y se había producido los dos maestros más reconocidos de la lógica aristotélica durante esa época, los profesores Giacomo Zabarella (1533-1589) y Cesare Cremonini (1550 a 1631). El disparo de salida de este ataque fueron una serie de conferencias a cargo de Galileo Galilei, dirigidas a la cosmología de Aristóteles, es decir, la idea de las “estrellas fijas”, existente en un universo estático perfeccionado. A estas conferencias se les dio un tratamiento sensacional por la red Sarpi, basado en el supuesto reciente descubrimiento de la “nueva estrella” (que, de hecho, Galileo no descubrió) de Galileo. Esto no fue un debate académico; golpeó en el centro de la creación aristotélica, y era nada menos que un intento de derrocar a la totalidad de la escolástica medieval.

Incluso aún hoy Giacomo Zabarella es considerado el principal representante del siglo XVI del aristotelismo italiano. Después de 1564, se convirtió tanto en la Cátedra de Lógica y la Cátedra de Filosofía Natural en la Universidad de Padua. Un aristotélico rígido, Zabarella, sin embargo, también insistió en la realidad de la causalidad, y dijo que es la mente del científico la que lleva a cabo las pruebas necesarias. Se opuso a la utilización de pruebas matemáticas como una forma de llegar a la verdad. Cesare Cremonini, que sucedió a la Cátedra de Filosofía Natural en 1591, era, más que Zabarella, un materialista confeso, y como Pompanazzi ante él, negó la inmortalidad del alma. Sin embargo, se convirtió en el principal crítico de Galileo en la Universidad de Padua. En 1604 Cremonini fue el rival más importante de las opiniones de Galileo sobre la “Nueva Estrella”, y fue citado por una fuente contemporánea en la época diciendo, ” los matemáticos aducen la opinión expresada de que es una mala decisión para abandonar los sentidos e ir en busca de la razón ” (es decir, la causa). En su obra de 1632 ‘El Diálogo sobre los dos máximos sistemas del mundo’, Galileo ridiculiza a Cremonini, que lo señala como la figura bufonesco “Simplicio.”

[IMG]https://i0.wp.com/i65.tinypic.com/2ikqpli.jpg[/IMG]

Este ataque contra el status quo aristotélico era la tarea del primero ministro asignado a Galileo por Sarpi. Aunque, en la actualidad, muchas personas desinformadas de alguna manera piensan que Galileo era un campeón del copernicanismo, Galileo, de hecho fue uno de los últimos astrónomos de la época en respaldar el helio-centrismo, cosa que él no hizo hasta la publicación de su Diálogo en 1632. Desde su llegada a Padua en 1592, hasta esa fecha muy posterior, todos los esfuerzos de Galileo se concentraron en el derrocamiento de la escolástica aristotélica en nombre del nuevo empirismo de Sarpi.

Kepler

El plan de Sarpi de monopolizar el descrédito científico de Aristóteles adquirió una nueva urgencia con la publicación, en 1597, de Mysterium Cosmographicum de Johannes Kepler. Tras la finalización de esta obra, Kepler había enviado cuatro ejemplares del libro a Padua, uno de los cuales terminó en manos de Galileo, que la pasó a Sarpi.

[IMG]https://i1.wp.com/i67.tinypic.com/34ijlti.jpg[/IMG]

Posteriormente Galileo escribió a Kepler, y varias notas cortas pasaron entre ellos. En septiembre de 1597, Kepler envió una carta a Galileo donde sugiere una colaboración entre los dos. Después de este intercambio de cartas Galileo cortó toda comunicación con Kepler. Fuera de Italia, la publicación del Mysterium tuvo un fuerte impacto en la comunidad científica y llevó a la cita de Kepler como Matemático Imperial al Emperador de Alemania en 1601. En Venecia, se llevó a cabo por Sarpi de 1.603 a 1.604 el desencadenamiento del Proyecto Galileo. Más tarde, después de la publicación de Astronomía Nova (Nueva astronomía) de Kepler en 1609, Sarpi respondió de nuevo, esta vez con las manifestaciones del telescopio venecianas, y la campaña acelerada para vender a Galileo como la autoridad primera en la astronomía.

Para el profano pueda parecer difícil de comprender la amenaza que la obra de Kepler representa para los diseños de Sarpi. Pero tengan en cuenta: Kepler era un seguidor autoconsciente proclamado del método científico de Nicolás de Cusa.

No sólo era su metodología directamente contraria al empirismo de Sarpi, sino que representaba una visión axiomáticamente diferente de la mente humana, de la misma naturaleza humana. Para los empiristas, el hombre sólo es capaz de tomar datos sensoriales, y sumar, restar y manipular los datos en formas lineales para llegar a lo que ellos llaman resultados “verificables”. Esto también es válido para los puntos de vista de Sarpi en matemáticas. Cualquiera que acepte ese enfoque, en última instancia, se llevó a la conclusión poco envidiable que un super-ordenador es, de hecho, igual, o superior, a la mente humana. Para Cusa y Kepler, la ciencia comienza donde el análisis lineal se rompe, donde el poder de hipótesis humana conduce al descubrimiento, no a más datos sensoriales, sino al verdadero descubrimiento de los principios universales que subyacen en el orden del universo.

Después de la abortada correspondencia Kepler-Galileo de 1597, los venecianos rompieron toda comunicación con Kepler durante 13 años. Durante este período, sabían que no podían atacarle abiertamente debido a su posición y prestigio generalizado. Luego, después de la demostración del telescopio y la publicación de su Sidereus Nuncius de Galileo, se hizo otro intento para traer a Kepler bajo control veneciano. En 1610 Galileo envió una larga carta a Kepler, solicitando la aprobación de Kepler. Kepler respondió con la publicación de Dissertatio cum Nuncio sidéreo, que esencialmente desafió a Galileo a adoptar el método científico de Kepler. Tras la publicación de la Dissertatio ninguna otra comunicación entre Kepler y Galileo ocurrió.

Al no haber podido cooptar o desacreditar a Kepler, Sarpi a continuación se trató de destruirlo. En 1618 Galileo atacó públicamente la teoría de Kepler sobre el origen de los cometas (Kepler tenía razón, y Galileo estaba equivocado), y, tras la publicación de Kepler Harmonices Mundi (Armonía de los Mundos), Galileo, en 1624, denunció a Kepler como hereje, una acusación muy grave, en realidad una amenaza de muerte no tan velada. Fue también durante este período, en 1620, que Henry Wotton, el notorio aliado británico de Sarpi, viajó a Viena, se reunió con Kepler, y le instó a trasladarse a Inglaterra. Kepler declinó esta oferta de unirse a los agentes venecianos en Londres.

Galileo continuó sus ataques públicos, ridiculizando el descubrimiento de Kepler de las órbitas planetarias elípticas, y tratando una idea de Kepler como de “ficción inútil” que la fuerza gravitacional de la luna crea las mareas. En ambos casos, por supuesto, Galileo estaba equivocado. En su obra de 1632 El Diálogo sobre los dos máximos sistemas del mundo, Galileo ignora completamente a Kepler, el genio científico universalmente reconocido de su época, mientras que llama al antiguo fraude de Tolomeo una de las mentes más brillantes que jamás han filosofado sobre la estructura del universo.

Fuente: https://paramisonenigmas.wordpress.com/2016/01/22/el-asalto-a-aristoteles/

Advertisements

Tags: , , , ,

About Ciruelo.

P.S. Ciruelo fuen un sabio hombre nacido en Daroca, Zaragoza, y fue preceptor de Felipe II. Este blog es sobre lo que ocurre en Amsterdam y Holanda y lo que ocurre alrededor, en el mundo. Amsterdam no son solo canales, y Holanda no son solo diques y polders.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: