LA VERDADERA HISTORIA DEL TELESCOPIO.

La verdadera historia del Telescopio:

Si uno tuviera que escoger el único evento que transformó Galileo en una celebridad internacional, fue su demostración del telescopio en 1609. En agosto de ese año, Paolo Sarpi, actuando como el Consultore oficial del Gobierno de Venecia, con arreglos para Galileo Galilei a realizar dos demostraciones de su telescopio, una manifestación pública desde la torre de San Marcos, y una segunda manifestación, privada para el dux y el Senado completo veneciano. Fue este evento, junto con la publicación del Sidereus Nuncius (Starry Messenger) el año siguiente, que estableció Galileo como el abanderado para el derrocamiento de la ortodoxia aristotélica. Debía mantener esta posición durante más de 30 años, y, cuando fue puesto a juicio por herejía por la Inquisición en 1633, fue prácticamente inmortalizado como un campeón de la verdad científica.

Durante esos años, todo el camino hasta su muerte en 1642, Galileo afirmó en varias ocasiones que él fue el primero en usar el telescopio, el primero en observar las lunas de Júpiter, y el primero en observar la “nueva estrella” en 1604. En sus obras completas, Opere, Galileo va tan lejos como para decir que fue él, y sólo él, quien era el único inventor del telescopio. Ninguna de estas afirmaciones son ciertas.

Los experimentos con magnificación, utilizando el método de lente cóncava / convexa empleado por Galileo, habían estado ocurriendo desde hacía varios siglos antes de Galileo, en particular en la fabricación de lentes, “catalejos”, y otros dispositivos simples.

Casi 100 años antes de Galileo, Leonardo da Vinci había diseñado un telescopio del tipo de lente convexa / cóncava, como se describe en el Códice Atlántico. Todo esto era tan conocido en ese entonces, que en los años siguientes 1609, muchos estudiosos italianos, entre ellos Girolamo Fracastoro y Giovanibaptista Della Porta denunciaron el telescopio de Galileo como “no una invención”, afirmando que el uso de ópticas “gafas”, la utilización de lentes cóncavas y convexas eran ya ampliamente conocidos.

En cuanto al “telescopio de Galileo” en sí mismo, la evidencia es abrumadora y concluyente de que ese dispositivo específico no fue inventado por Galileo en absoluto, sino más bien fue inventado en Holanda en el otoño de 1608. Tres holandeses reclamaron la autoría: Hans Lipperhay solicitó una patente sobre un telescopio a los Estados Generales el 02 de octubre 1608; Jacob Metius solicita lo mismo para una patente de un instrumento similar en 15 de octubre 1608; Sacharias Janssen nunca solicitó una patente, pero él afirmó haber inventado el telescopio antes que cualquiera Lipperhay o Metius, y años más tarde, escribiendo en su diario privado, el matemático holandés Isaac Beeckman informa que el hijo de Janssen le había dicho que su padre había construido un telescopio en 1604, basado en el modelo de lente cóncava / convexa.

Fuera quien fuera el primero entre los tres inventores holandeses, está claro que los tres individuos estaban en posesión de un telescopio “de tipo Galileo”, el 01 de noviembre 1608, mucho antes de que Galileo hubiera oído hablar de él.

Además, el inglés Thomas Digges llevó a cabo observaciones astronómicas a finales del siglo 16, con el uso de un “catalejo”, muy similar a los instrumentos holandeses más tarde, y en el otoño de 1608, el astrónomo Simon Marius construyó un telescopio, basado en informes que había recibido del modelo holandés.

Para comprender plenamente el fraude masivo que fue perpetrado en la promoción del “descubrimiento” del telescopio de Galileo, considere la siguiente cronología:

Octubre de 1608 – Lipperhay y Metius solicitan patentes del telescopio a los Estados Generales holandeses.

Noviembre de 1608 – Paolo Sarpi se convierte en la primera persona en Italia en oír las noticias sobre el telescopio “holandés”, en una carta que recibe de Francesco Castriño, escribiendo desde los Países Bajos.

Enero de 1609 – Sarpi escribe a Jerome Groslot en París, informándole del descubrimiento holandés.

Abril de 1609 – Informes de que circulan copias de los telescopios holandeses han aparecido en París.

Junio de 1609
– Sarpi informa primero a Galileo sobre el telescopio holandés y pide a Galileo que construya uno. Esta es la primera vez que Galileo había oído hablar del telescopio.

Julio de 1609 – Un “extranjero” (cuya identidad es ahora desconocida) llega a Venecia y ofrece vender una copia del telescopio holandés al Senado veneciano. Sarpi examina el telescopio, hace que el gobierno veneciano expulse al “extranjero”, y luego pasa la información, incluyendo la construcción y los componentes del telescopio, a Galileo.

26 de julio 1609
– Sarpi recibe una carta de Jacques Badovere en París, que le informaba de que las copias de el telescopio holandés están en uso en todo París. A mediados de agosto de 1609 – Galileo informa Sarpi, que después de dos meses de trabajo, ha tenido éxito en la construcción de un telescopio.

21 de agosto 1609
– primera demostración del telescopio de Galileo, desde lo alto de la torre de San Marcos en Venecia (organizado por Sarpi)

24 de agosto 1609
– demostración del telescopio al Dux y todo el Senado de Venecia (también organizado por Sarpi)

1611
– un visitante polaco en Venecia, en nombre del Rey, escribe en una carta, que el “asesor, autor y director” del proyecto del telescopio veneciana había sido Paolo Sarpi.

[IMG]https://i2.wp.com/i65.tinypic.com/23k8ydk.jpg[/IMG]

En realidad, Galileo parece haber tenido un montón de problemas la construcción del telescopio. Durante julio y agosto de 1609, Sarpi envió una serie de preguntas a Galileo, preguntándole por qué se estaba tomando tanto tiempo, especialmente teniendo en cuenta el hecho de que, a efectos prácticos, le habían dado planos rudimentarios para el dispositivo. Además de esto, Galileo en realidad tenía una gran ventaja, ya que la industria de fabricación de vidrio italiano, que suministra el material para sus lentes, era la más avanzada de Europa.

A diferencia de la copiada por Galileo, una invención real vino del propio Kepler. Tras la recepción de un modelo del “telescopio de Galileo” a principios de 1610, Kepler de inmediato se dio cuenta de un defecto fundamental de diseño, y procedió a inventar realmente su propio telescopio original, conocido como Kepler o telescopio “astronómico”, utilizando – por primera vez – 2 lentes convexas, en lugar del modelo holandés de una lente cóncava y una lente convexa. En 1611 Kepler publicó Dioptrice, un estudio en profundidad de las lentes y las imágenes, en el que describió su nuevo invento. El telescopio de Kepler fue muy superior y, finalmente, sustituyó al telescopio de Galileo en uso en toda Europa.

fuente: https://paramisonenigmas.wordpress.com/2016/01/23/la-verdadera-historia-del-telescopio/

Tags: , , , , ,

About beyondamsterdam

Este blog es sobre lo que ocurre en Amsterdam y Holanda y lo que ocurre alrededor, en el mundo. Amsterdam no son solo canales, y Holanda no son solo diques y polders.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: